Scroll to top
© 2019, Krauss y Asociados
Share

La Juventud en México y su gran reto las generaciones de jóvenes que vamos a contribuir y mejorar al país.


Editor - julio 15, 2021 - 0 comments

Juventud en México- Este fue un espacio creado por el Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, en el que jóvenes de todo el país tuvieron un diálogo con autoridades del Gobierno de México y expresaron sus ideas y propuestas respecto a la contingencia por COVID-19.

Alejandro Ruanova, del Comité de U-Report México y Brisa Juárez de la Red Nacional de Adolescentes participaron en este evento. Les presentamos sus experiencias.

Experiencia de Alejandro Ruanova, del Comité de U-Report México.

Que nadie se quede atrás”, las juventudes tenemos un gran reto por delante y no nos quedaremos con los brazos cruzados ante esta crisis actual. Este fue mi primer pensamiento cuando me ofrecí como voluntario para participar en el Diálogo intergeneracional «Las adolescencias hablan. Nuestra protección integral en tiempos del COVID-19».

Las juventudes representamos un tercio de la población mexicana, pero, como joven, a veces me pregunto, ¿en qué mundo vivimos?, ¿qué nos espera en el futuro?, ¿qué clase de mundo nos tocará vivir después de esto?

Hacerme esas preguntas fue muy importante para prepararme en el tema y el día del evento, me emocionaba compartir lo que había aprendido esa semana de trabajo leyendo documentos de organizaciones internacionales y las opiniones de muchos de mis compañeros.

No era la primera vez que hablaba sobre los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, sin embargo, me intrigaba saber cómo era la situación real de muchas juventudes en mi país y este evento marcó un antes y un después para mí y para muchos jóvenes por diferentes razones.

Primeramente, es impresionante darte cuenta cómo el ser humano se adapta, incluso ante las circunstancias más adversas y cómo el avance de la tecnología nos permite abrir nuevos horizontes para lograr comunicarnos. Me gustó que las autoridades abrieran un espacio para escuchar nuestras opiniones y que muchas juventudes se animaran a alzar la voz y compartir sus propuestas desde sus diferentes realidades.

Segundo, aprendí que muchos de nosotros tenemos las mismas necesidades y que es necesario un cambio. Como juventudes todos tenemos la oportunidad de ofrecer soluciones y transformar por ejemplo el proceso de enseñanza-aprendizaje. 

Aun cuando se está́ generando mucha información sobre COVID-19, sigue prevaleciendo una visión adultocentrista (es decir, que gira en torno a las ideas de los adultos) en la sociedad y en las autoridades que toman las decisiones y siguen sin tomarnos en cuenta. 

Por ello, mi propuesta favorita fue la de generar una alianza intergeneracional, y opino que es fundamental en la toma de decisiones que nos van a impactar para transitar hacia un desarrollo integral. 

Al igual que yo, muchs juventudes dieron otras propuestas de los temas de Salud, Educación y Combate a la Violencia, las cuales fueron atendidas por las autoridades respectivas y acordamos con las autoridades que más espacios serán abiertos para que juntos afrontemos los retos que están por venir.

Al final del evento, todos nosotros compartimos nuestra experiencia previa al Diálogo y muchos mencionaron que, en efecto, esa había sido su primera experiencia y que estaban dispuestos a trabajar con sus autoridades para el beneficio de todas las Niñas, Niños y Adolescentes.

Para mí y para muchos, el Diálogo fue una experiencia valiosa. Espero que nuestras voces sean más escuchadas a partir de eso y como se suele decir: Dos cabezas piensan mejor que una y nosotros no somos el futuro de nuestros países; somos el presente.

Experiencia de Brisa Juárez de la Escuela de Liderazgo Adolescente de UNICEF.

Vivimos en un planeta lleno de caos evidentemente, también en un sistema adultocéntrico, pero, ¿qué pasa cuando se escucha a las niñas, niños y adolescentes?

Es crucial entender que somos las futuras generaciones que vamos a contribuir y mejorar al país y por eso nuestra participación es sumamente importante, y es un derecho que tiene que ser respetado.

Y una evidencia es esta pandemia, para la que nadie estaba listo, es algo que tomó de sorpresa al mundo, y como consecuencia, sólo los adultos tienen problemas, también los niños, niñas y adolescentes. A raíz de esta contingencia sanitaria han surgido muchos problemas que, si bien podían haber estado desde antes, se incrementaron.

Afortunadamente se abrió un espacio de participación activa, el Diálogo intergeneracional «Las adolescencias hablan. Nuestra protección integral en tiempos del COVID-19», en el que las niñas, niños y adolescentes de varias entidades federativas tuvimos la oportunidad de manifestar y exigir los cambios o preocupaciones que teníamos respecto a las políticas públicas que constituyen a nuestro país.

En este conversatorio con

  • Karla Berdichevsky (Directora general del centro nacional de equidad de género y salud reproductiva)
  • Mónica Maccise Duayhe (Presidenta del consejo nacional para prevenir la discriminación)
  • Ricardo Bucio Mújica (Secretario Ejecutivo del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, SIPINNA)
  • Juan Pablo Arroyo Ortiz (Subsecretario de Educación Media Superior, Educación Básica de la Secretaría de Educación Pública)

Se abarcaron los temas de educación, violencia y salud.

Como representante de la Red Nacional de Adolescentes y la Escuela de Liderazgos Adolescentes; pude observar que no se le estaba dando la atención que requería a estas problemáticas por lo que junté las problemáticas y preocupaciones que tenían mis compañeras y compañeros y las resumí así:

Educación:

  1. Mejores mecanismos para la enseñanza
  2. Mejores herramientas
  3. Aprendizaje más dinámico
  4. Más encuestas para saber cómo se está recibiendo el contenido
  5. Mejor estructura en la pedagogía
  6. Programa de capacitación en guarderías y lindera para poder hablar de prevención de abuso sexual infantil (a personal docente)
  7. Educación de salud sexual y reproductiva, más talleres en escuelas, mejor información
  8. Mejora de servicios amigables
  9. Más talleres y campañas respecto al bullying (personal docente y alumnos)
  10. Que los procesos de denuncia ante el bullying sean más ágiles, bien atendidos y que se terminen
  11. Que hay psicólogos bien capacitados en cada escuela
  12. Pensar en los niños, niñas y adolescentes que viven en zonas rurales e indígenas, que no cuentan con dispositivos electrónicos, señal o que su escuela está lejos o cerrada por el COVID-19

Salud:

  1. Más campañas, talleres y concientización de la salud mental a niños y adolescentes pero sobre todo a los adultos
  2. Páginas de apoyo centrada en salud mental, donde se expliquen las emociones y que se podría hacer ante ellas
  3. Que todos los estados garanticen la atención médica gratuita para los niños, especialmente quienes viven en lugares lejanos de las capitales (zonas rurales e indígenas)

Es fundamental entender que pese a que son sectores completamente distintos están hilados, ¿por qué?, porque de por medio hay un sólo factor que está afectándonos y es la violencia, pero especialmente la falta de información, quees nuestro peor enemigo. Porque si vivimos en un entorno de violencia y falta de información, no vamos a poder desarrollarnos como deberíamos.

Necesitamos que se abran más espacios de participación, debemos de ser escuchados, afortunadamente en este conversatorio las autoridades se llevaron nuestras propuestas, declaraciones para poder hacer un cambio.

Yo invito a los niños, niñas y adolescentes a que participen, su voz es muy valiosa e importante, somos un mecanismo importante para el cambio de políticas públicas.

Cito una frase de un gran chico que participó en un discurso en la Asamblea General de la ONU con UNICEF, y es:

“No importa quién seas, tu origen, tu color de piel o tu identidad de género, sólo habla por ti mismo […] Encuentra tu nombre y tu voz.” – Kim Namjoon

Artículo del portal Blog UNICEF MÉXICO

Ver esta y más notas en nuestro portal K&A

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *